« Misión y presupuestos | Inicio | Premios a la excelencia »

Febrero 15, 2006

Unidosis para todos

El otro día hablando con la Directora de Sistemas de mi hospital me dió dos visiones que me parecieron sumamente interesantes, y que dan para dos blogs separados:

¿Por qué no se implanta el sistema de unidosis en las farmacias de calle, si existe la tecnología, los medios,...?... pero bueno, quizás no interese...

200291710-001.jpg

Personalmente tengo un par de sospechas:

1. Quizá tenga un coste político muy alto para cualquiera que se decida a impulsar dicho intento.

huelga.jpg


2. Probablemente a la industria farmacéutica no le interesa ceder más margen.

Intereses financieros.jpg


3. El ingreso de las farmacias también se vería afectado y probablemente ocasionaría una reacción similar a la de los estanqueros (o quioqueros de las ramblas) con la ley antitabaco. Estos protestan por unos ingresos que disminuyen tanto por la bajada en la demanda de tabaco, como posiblemente por el cambio en el margen que reciben por estos productos como resultado de la reestructuración de las tarifas de las empresas tabacaleras. El ejemplo me parece bastante análogo por el poder que tienen ambas industrias, con mucho más margen de maniobra que el que nos podemos imaginar ante un aumento en los impuestos y un cambio en las preferencias de los consumidores.

Farmaceutico.jpg


En el fondo, la iniciativa política contra los efectos del tabaco es la correcta: desinsentivar un mal (en términos económicos, como lo opuesto a un bien). En el caso de los medicamentos existe una ineficiencia que no se está acotando: los excedentes de los medicamentos que no utilizamos una vez que nos curamos con el par de píldoras que necesitábamos, y que probablemente caducarán, o bien, los más ordenados lo agregarán a su botiquín casero, probablemente sobredimensionado.

Me imagino que todos hemos vivido lo mismo cuando en un hospital privado te cobran (especialmente si cubre el seguro)la caja entera de aquel medicamento que le dieron una vez a tu padre (en el caso de que nos hayamos dado cuenta) y que además no te puedes llevar. Pero los hospitales privados son otro tema aparte.

Me parece que el ejercicio a realizar sería saber cuál es el coste social de esta ineficiencia actual vs. el impacto de una dispensación por dosis unitarias en farmacias de calle (tanto de la industria como de las farmacias).

Olman Elizondo | Comentarios (0) | Categoría: Cambiando las conversaciones
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati

Comentarios

Publicar un comentario




¿Recordarme?