« Understanding Healthcare, by Saul Wurman | Inicio | Michael Porter y su enfoque sobre cómo curar la sanidad estadounidense »

Julio 12, 2006

Lección número 1 de Economía de la Salud

¿Por qué este mundillo (mercado de la salud, como dirían los economistas de la salud) es tan diferente a otros?

Principalmente, por dos razones:

Razón 1:
El consumidor (paciente), el decisor (el médico que prescribe) y el pagador (la seguridad social) son tres personas o entidades distintas. Es decir, el que consume, no decide. Y el que decide, no paga.

Esta característica hace imprescindible la regulación, pues en ausencia de controles, la demanda podría dispararse hasta niveles insostenibles.

Razón 2:
La asistencia sanitaria como servicio tiene unos atributos singulares que no permiten clasificarla ni como un bien de búsqueda o inspección (aquellos que su calidad puede observarse mediante una muestra) ni como un bien de experiencia (aquellos en los que el consumidor aprende sus características mediante su uso repetido o compra repetida). La calidad de los llamados credence goods o bienes de confianza nunca podrá establecerse con seguridad.

Wolinsky los considera como aquéllos en los que los oferentes son a su vez expertos que determinan las necesidades de los consumidores. En estos mercados, a pesar de que la realización de servicio es observable, los usuarios no pueden determinar a menudo hasta qué punto era necesario, ni tampoco evaluar su realización de forma fiable.

Es justamente esta asimetría de información la que crea incentivos para un comportamiento oportunista de los proveedores.

Pues eso. Nada más y nada menos.

Jorge Fernández | Comentarios (0) | Categoría: Sincronizando talentos
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati

Comentarios

Publicar un comentario




¿Recordarme?