« Mercado de la sanidad privada en España | Inicio | Adjusted Clinical Groups© (ACG©) »

Febrero 01, 2005

El directivo sanitario medio español: ¿Cómo es? ¿Cómo querríamos que fuera?

¿Cómo es el directivo sanitario medio español? Según un estudio realizado hace unos años por la extinta Sociedad de Gestores Españoles, la Universidad de Santiago de Compostela y el Hospital Juan Canalejo de la Coruña, se objetivó que el perfil de este colectivo venía definido por una serie de características: médicos, varones, de 47 años de media, con 8 de experiencia en la gestión de centros, y más de la mitad de ellos, con formación en alguna escuela de negocios.

Mi reflexión se inicia con la pregunta ¿cómo debería ser el directivo sanitario español? Repasando una a una los principales atributos obtenidos del estudio, éstas son mis reflexiones:

- Médico: pues no lo veo tan importante. Si cruzo la mirada a través del Atlántico, veo que en los Estados Unidos de America, el CEO de las organizaciones hospitalarias, se caracteriza por tener un perfil no médico. Si cruzo el charco de vuelta, apoyo el argumento de Jose Luis Temes (director de la consultoría sanitaria Mestesa), quien no cree que el perfil del gerente deba ser clínico obligatoriamente: “hay disciplinas como la economía, la ingeniería o la psicología que pueden responder bien, pero hay que contar con un director médico que conozca el espacio asistencial”. Alguien en la cumbre ha de conocer el espacio asistencial, aunque no tiene que ser necesariamente el gerente.

- Varón: espero que esta característica comience a ser irrelevante en los próximos años. Compartiendo hace unos meses una sesión de trabajo con una directiva de un hospital estadounidense y un grupo de gerentes españoles, uno de las cosas que más le sorprendió, es que casi no hubiera mujeres en la sala. Además, puestos a elegir, y no por criterios políticamente correctos, creo que las mujeres, podrían hacer mucho bien a las direcciones de los hospitales. Tienen mayor facilidad de lograr compromiso, y ésa, es una de las cualidades más necesarias en nuestras organizaciones hoy en día.

- 47 años: tengo una cosa clara, si uno está preparado, cuanto más jóvenes mejor. Los profesionales, a los 50-55 años, están pensando más en plegar velas que en desplegarlas. Alguien que acabe de cumplir los cuarenta, con ganas de labrarse un futuro profesional, puede aportar muchas más cosas al hospital.

- 8 años de experiencia en la gestión de centros: ¿en algún momento habrá que hacer el relevo generacional, no? Creo que es más importante la experiencia en las “cocinas” del hospital, que la experiencia directiva al más alto nivel. Lo importante aquí, es que conozcan bien la realidad hospitalaria. Que sepan diferenciar lo importante de lo que no es importante y lo importante de lo urgente.

- Con formación en alguna escuela de negocios: no tengo ninguna duda de que la profesionalización de la función directiva pasa por más y mejor formación.

Ahora, no le voy a engañar. El mercado es pequeño. Muy pequeño. Otro día hablaremos de las estrategias para conseguir lo que no existe…

Jorge Fernández | Comentarios (3) | Categoría: Cambiando las conversaciones
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati

Comentarios

... o para que nunca exista lo que queremos conseguir

Publicado por: alex aisa a las Febrero 2, 2005 03:42 PM

He de decir que una vez conocido tu Blog casi me he enganchado a él. Evidentemente no voy a comentar cada uno de tus post porque no acabaria nunca, pero hay alguno, como este, al que no me puedo resistir.

Verás, yo no soy médico, no soy hombre, tengo... unos cuantos menos de 50 años, debo llevar unos 4 años en este mundo tan raro de la gestión sanitaria, pero he pasado un montón de años en las cocinas de sevicios sanitarios y para mi lo que sigue fallando es la formación que permanece muy alejada de la realidad del dia a dia y que en estos momentos se está convirtiendo en una preocupación, al menos para mi.

Uno se siente con la cabeza llena de términos, de sistemas de decisión, con definiciones que cuesta encajar en la la labor diaria, por no hablar de la falta de profesionalización del directivo, por lo que no me extraña que dentro de las organizaciones sanitarias por lo menos, cueste tanto trabajo encontrar profesionales que quieran dedicarse a esta locura.

Publicado por: Rosa a las Marzo 2, 2006 09:05 PM

Puede que sea el peor de los escenarios posibles: sabemos lo que toca hacer, pero no sabemos cómo hacerlo. Me parece interesante lo que comentas. Me he preguntado si en otros sectores de la economía pasa lo mismo, y he llegado a la conclusión de que no. Voy a madurar un poco la idea, y te responderé en un post.

Muchas gracias por iniciar esta conversación. Me has llevado a un sitio al que no sabía que se podía ir...

Publicado por: Jorge Fernández a las Marzo 7, 2006 10:54 PM

Publicar un comentario




¿Recordarme?