« US Healthcare Spending | Inicio | Sicko, de Michael Moore »

Diciembre 02, 2008

¿En qué consiste mejorar un proceso?

Acabo de hacer un estudio no científico entre los amigos y he salido como la persona más ocupada del mes... Vamos, que no salgo del pozo, y tengo pinta de no salir en el corto plazo. Mientras podemos ir recuperando poco a poco la normalidad, me gustaría hoy hablar de procesos. Ya me he peleado con Germán varias veces al respecto (la exposición de mi tesis, mi respuesta al comentario de Germán al post anterior), pero cada vez tengo más clara la película.

sopa de letras.jpg

En definitiva, la película de los procesos debería ir de localizar el cuello de botella, es decir, el factor que limita la capacidad productiva del sistema, y no de pintar y colorear lo que nos digan los profesionales que hacen, o dónde consideran ellos que hay una disfunción en el proceso.

proceso1.jpg

Por tanto, ¿qué significa "mejorar un proceso"? Sencillo, mejorar un proceso se puede lograr de 5 formas distintas:

1. Incrementar el flujo
El flujo (en inglés, throughput) es la cantidad producida en un periodo de tiempo. Es decir, el número de pacientes que son atendidos por unidad de tiempo.

2. Reducir el tiempo de flujo
El tiempo de flujo (en inglés, throughput time) es el tiempo que pasa la unidad en el sistema. Es decir, el tiempo que un paciente está dentro del sistema que consideremos, desde que entra hasta que sale.

3. Reducir el coste del proceso
El coste de un proceso incluye tanto los costes directos como los costes indirectos. En nuestro caso, puede ser algo tan sencillo como sustituir un fármaco por otro de menor coste e igual utilidad terapéutica.

4. Eliminar la variabilidad del proceso
Desde finales de los años sesenta y principios de los setenta, un gran número de estudios han puesto de manifiesto la existencia de importantes variaciones en la práctica médica, que pueden explicarse por factores poblacionales o derivados de los sistemas sanitarios, pero también por la incertidumbre de los médicos ante la falta de “evidencias” científicas o su incapacidad para conocerlas.

5. Aumentar la flexibilidad del proceso
Por ejemplo, ante cambios de volumen o de mix de producción, poder cambiar el proceso de forma que el volumen de pacientes atendidos sea óptimo. Pienso por ejemplo en el caso de Urgencias, donde en algunas ocasiones, en función de los picos de demanda, puede ser necesario abrir un nuevo punto de triaje. Disponer de personal, recursos y espacios que te permitan abrir este nuevo punto de triaje, mejoraría el proceso de atención urgente en Urgencias.

Por lo tanto, la próxima vez que monten equipos para hacer reingeniería de procesos, no se trata tanto de identificar las 200 disfunciones que hay a lo largo de todo el proceso, sino de identificar el cuello de botella (el factor limitante) y trabajar en él y sobre él hasta reducirlo. Entonces el cuello de botella aparecerá en otro sub-proceso y allí volveremos a empezar.

Porque la evidencia ha demostrado suficientemente que una hora "ganada" o "ahorrada" en un sub-proceso que no es cuello de botella sirve para bien poco a nivel sistémico.

Y con esto, como primera reflexión, creo que no está mal...


Technorati tags: ,

Jorge Fernández | Comentarios (1) | Categoría: Sincronizando talentos
Envía este post a Menéame | Envía este post a Del.icio.us | Envía este post a Digg | Envía este post a Technorati

Comentarios

Hola Jorge,
Muchas gracias por esta reflexión. Si me permites, completaria tu aportación con "el aumento de la calidad" como mejora esperada en un proceso. Porque podriamos hacer cualquier proceso en menos tiempo, con mayor volumen, más barato, con menos variabilidad y más flexible... pero no implicar que la calidad del resultado final sea la esperada.
Un saludo a todos, Mar

Publicado por: Mar a las Diciembre 15, 2008 08:09 PM

Publicar un comentario




¿Recordarme?